Tag Archives: infancia

Sueña…

20 Abr

_20150417_191625

Sueña…
-Me voy a ir en un cohete a la luna.
-Cuándo?
-No se. Porque mi mamá no me deja ir solo a la calle.

Cinco años en dos semanas. Casi cinco años ya. Felicidades anticipadas Princeso…

Sueña, y agarrados de la mano descubriremos planetas y desde el espacio nos posaremos en la luna con nuestro cohete de color lila.
Y juntos pintaremos rayas blancas y negras para saltar de color en color.

Y en nuestra terraza construiremos una escuela donde Zack y Tom y tus chicos jueguen con nosotros, y pondremos una cocina de colores en la escalera donde fabricar macarrones con sabor a fresa.
Y pintaremos un horno donde hacer pizzas con forma de flores y nos las comeremos al sol

Y juntos nos mojaremos los pies en ese mar lleno de barcos de tu habitación.
Y nadaremos cuando los tiburonos cojan vacaciones y desde nuestro barco pirata, que es tu cama, navegaremos por mares increíbles.
Amarraremos en islas maravillosas habitadas por leones que comen quesitos y carne cocinada con pimienta.
Y descubriremos mapas que indican donde están los cofres llenos de perlas del árbol de navidad.
Y con esos tesoros compraremos castillos y los llenaremos de cuentos y domaremos dinosaurios para que jueguen a la pelota encima de las almenas…

Viajaremos en trenes infinitos pasillo alante y donde termina el horizonte, allá en el salón, acamparemos y miraremos las estrellas fugaces del techo, mientras vigilamos que los indios no nos roben los caballos…
Y tirados en la alfombra les pondremos nombre a las estrellas del infinito, nombres de esos inventados que suenan a risa y que te iluminan la cara…

Y juntos, para que no nos den miedo las sombras, leeremos cuentos mágicos que se abrirán y se convertirán en puertas hacia otros mundos.
Mundos llenos de monstruos de los que juegan a las damas, y comen galletas de chocolate y hacen guerras de cosquillas.
Y en silencio cruzaremos la selva dando saltos en el sofá para que los cocodrilos que habitan debajo no nos muerdan los pies, y cuando nos muerdan nos reiremos porque nuestros cocodrilos son expertos en hacer pedorretas en el ombligo…

Y nadaremos en la bañera hasta quedar agotados recorriendo continentes en un mar de espuma y bolas.
Y nos disfrazaremos de esquimales con las toallas al secarnos y vivaquearemos en la cama mientras tostamos sonrisas.
Y una tormenta de nieve de talco cuajada nos convertirá en aventureros sobre nuestra cama.

Y vendrán princesas de cuentos a dejarnos sus coronas, y con sus varitas convertirán el agua en zumo de naranja.
Y volaremos con los brazos en cruz alrededor de la mesa con el polvo de hadas sobre nuestras alas, y gritaremos nuestros nombres para que el viento no nos separe en nuestro vuelo.

El mundo junto a ti es magia.
La magia habita en ti.
Y a tu lado la vida es simplemente maravillosa.
Que nunca pierdas tu magia, que nunca pierdas tu sonrisa…

 

Yo si publico fotos de mis hijos…

9 Mar

Yo si publico fotos de mis hijos.
Hace tiempo que quiero escribir esta entrada, porque en mas de una ocasión me he sentido juzgada, por poner fotos de mis hijos y hablando con Maider de Charlando en el Patio me he animado.
Respeto profundamente a quien no lo haga, y comparto su preocupación, pero quiero exponer mis porqués.

Lo se, el mundo está lleno de enfermos, y puede que alguno escoja la foto de uno de los míos para vaya usted a saber que.
No me importa.
En realidad si me importa, me molesta, me irrita, me enferma, pero no puedo permitirme que el comportamiento enfermo y nauseabundo de algunos coaccione, intimide y esconda mi felicidad, mi vida, mi yo.
Me niego a tener un burka en las redes por miedo a quienes las usan infectándolas y corrompiéndolas.
Me niego a que el miedo a encontrármelos me robe claridad.
Me niego a talibanizar mi espacio.
No, no voy a publicar fotos sensibles, con desnudos(Aunque el desnudo infantil me parezca tan blanco y limpio) no porque lo considere inapropiado, sino porque sencillamente no hago fotos a mis hijos desnudos, tal vez tenga cierto pudor.
Tampoco publicaré fotos donde pueda avistarse fácilmente la localización, por prudencia.
Pero no voy a esconder a mis hijos.

He descubierto que existe una practica que mediante Morphing, consiste en hacer montajes fotográficos con fines pornográficos de fotos normales, lo he leído en varias paginas, donde claramente he podido leer entre líneas que culpaban de ello a quienes publicamos las fotos de nuestros hijos.
Y yo les digo NO.
No soy responsable de que alguien con fines tan sucios, robe la imagen de uno de mis hijos para utilizarla como pornografía, es asqueroso, depravado y horrible tal acción e igual de asqueroso que justifiques tal acto culpando a los padres, no leo un simple reproche al hecho en si, solo a la acción familiar..
Socialmente estamos, mediante el mirar hacia otro lado, despenalizando estas prácticas.
En lugar de perseguirlas, nuevamente las justificamos.
No subimos fotos de niños, y alguien me dirá, los pedófilos no tendrán material, seguro?
No robaran fotos en el parque?
O en cualquier lugar público?
Qué será lo siguiente? Esconder a nuestros hijos para que nadie pueda verlos y manchar su imagen?

No voy a esconderme, que se escondan ellos!

Que huyan porque se sepan acorralados, que sufran el acoso y el terror ellos.
No podemos permitir que el comportamiento de unos cerdos enfermos sin escrúpulos nos impongan una forma de vida basada en el miedo.

Si doy la razón a quienes prudentemente optáis por no exponer a vuestros hijos en las redes,
también tendría que darle la razón a quien dice que una mujer debe vestirse con circunspección y tapujo para evitar una agresión.
Estaré dando la razón a quienes responsabilizan del acoso a la víctima por su comportamiento.
Me niego.
Me niego a culpabilizar a toda una sociedad por publicar fotos de sus hijos, del comportamiento pedófilo, obsceno y vomitivo de unos cuantos.

Me niego, a formar parte de la sociedad que con su silencio no los señala.

Quiero vivir en un mundo donde hombres, mujeres y niños se sientan libres y seguros, no voy a permitir que nadie corrompa mi libertad y la subyugue. Si vivo con miedo, vivo violentada.
Temer publicar fotos para mi es ocultarme, fingir mi vida.
Mi vida y mis hijos son un todo, y como todo, quiero enseñarlo y darle voz, como hago en mi vida diaria, a cara descubierta pasear, vivir, disfrutar…
También en las redes.

También he escuchado en mas de una ocasión que es mejor no publicar fotografías para que cuando sean adolescentes o adultos no se sientan humillados por ellas, no se a que tipo de fotografías e imágenes se refieren, pero quiero creer que mis hijos están creciendo en una casa donde aprenden respeto, empatía, donde les inculcamos valores para que aprendan a respetar y ser respetados.
Por qué se iban a avergonzar de fotos de su infancia?

No os pido que publiquéis vuestras fotos, os pido que respetéis que yo lo haga.
Os pido que ese esfuerzo que hacemos compartiendo decálogos de como tratar las imágenes de los niños en internet, lo utilicemos en luchar contra la pederastia, denunciando perfiles sospechosos, páginas que claramente atentan contra la dignidad de menores o adolescentes.
Requiriendo y revindicando a las empresas, a los gobiernos y a los gestores de plataformas sociales para que pongan su ojo en estos grupos, que dejen de perseguir tetas lactantes y se esfuercen en defender nuestra libertad y la libertad de nuestros hijos.

Me niego a tolerar a quienes juegan y ensucian las imágenes de los niños, de menores, escondiéndome para no darles leña para su fuego.
Qué ardan! Qué ardan en la peor de las hogueras!
Me niego a con indulgencia escondernos para no darles motivos.
Yo si publico fotos de mis hijos, aunque respeto que otros no lo hagan.
Y tú?
Publicas?

Mi hijo. Tu hijo. Nuestros hijos. Los hijos de todos…

26 Ene

Mi hijo. Tu hijo. Nuestros hijos. Los hijos de todos…

Di NO a la violencia infantil es un carnaval de blogs Creado por Mamá es bloguera y Princesas y princesos que se inicia con la intención de resaltar y mostrar nuestro rechazo a este tipo de casos. Desde desapariciones de menores, asesinatos, golpes… cualquier tipo de violencia hacia estos pequeños seres indefensos y libres de toda culpa

Escuchamos las noticias en televisión, en la radio, por las redes sociales, algo tan brutal y horrible como desapariciones de menores, asesinatos de niños, bebes, maltrato, prostitución infantil… Sin embargo y precisamente por esa aparente normalidad que se está dando desde los medios y por la naturalidad con que convivimos con ello nos estamos deshumanizando y dejan de ser portada a las horas, para ser un suceso más, para convertirse en un nombre más en la lista de atrocidades cometidas por el hombre. Para ser un breve de páginas centrales y pasar desapercibidos entre noticias sobre corruptelas y deportes.
Como madres en muchos casos evitamos el conocimiento de estos casos, porque leer o pensar en la capacidad de una persona de matar a su propio hijo, al fruto que ha llevado en su vientre, o al bebe esperado y luchado tras una larga espera llena de burocracia nos supone un dolor tan íntimo e inconmensurable que se nos hace más fácil mirar a otro lado. Como madres el conocimiento de la existencia de redes de prostitución, de pederastia nos supone un terror especifico que a veces preferimos obviar, pensando que no nos puede tocar.
Porque nadie que yo conozco no se indigna con estas noticias, nadie puede dejar de sentir como la más absoluta oscuridad tiñe el mundo cuando muere o desaparece un niño indefenso.

Esta es una iniciativa, no para dar más pábulo o notoriedad a este dolor, sino para dar voz y medios entre todos para en la medida de lo posible evitar nuevos casos. Porque SI podemos, porque SI depende de nosotros. Concienciar a todo el mundo de ante la sospecha denunciar, tomar cartas en el asusto, buscar ayuda, porque todos somos tíos, abuelos, vecinos, maestros, mamas del parque, cajeras del supermercado, usuarios de transporte público, viandantes… que ante ciertos comportamientos podemos pedir calma, hablar, mirar, actuar…

Estoy cansada de noticias atroces acompañadas de opiniones de sospecha anteriores al hecho, de personas que vieron comportamientos extraños, que escucharon a diario gritos, que vieron bofetadas… no hablo de criminalizar distintas opciones de crianza, pero estamos de acuerdo todos en que hay acciones que no son coherentes. Que a un bebe no se le pega, nunca, bajo ningún concepto. Un bebé con huesos rotos ha tenido que llorar, y mucho. A veces bastaría una mano amiga que preguntase a esa madre por su soledad. Que no admitimos insultos, ni vejaciones, y en caso de saberlos, escucharlos y no hacer nada, nos convertimos en cómplices. Que hay una línea bastante visible de lo que puede ser un enfado o una pérdida de nervios a un maltrato o a un comportamiento claramente perturbado.

Queremos que todos seamos parte implicada en desapariciones incomprensibles de niños y adolescentes, que atajemos de raíz cuando sospechemos de prostitución, cuando creamos que un niño o un adolescente puede estar en peligro, cuando creamos que es un establecimiento puede darse el caso de ser punto de venta de sustancias ilegales, que no miremos a otro lado, porque ese hijo no es nuestro, pero es el hijo de alguien, y es quien tiene la llave del futuro.
Esta es una iniciativa no para proponer programas televisivos que se alimentan del dolor, el sentimentalismo y las noticias carnosas para mejorar sus rankings, sino una propuesta para implicar a todos, para cambiar la mentalidad y volver a la de hace unos años en las que todo eran redes, donde todos cuidaban de todos, donde nada ni nadie pasaba desapercibido. Con nuestras armas, un mundo conectado por todos los medios, donde no existen las distancias y sin embargo perdemos el contacto y la cercanía con los que nos rodean. Aunar lo antiguo con las maravillosas tecnologías de que disponemos.
Implicarnos. Compartir. Actuar.

Desde aquí os pido, simplemente que pongáis voz, que os unáis a nosotras, a dos madres que aunque lejos en distancias nos sentimos muy cerca en sentimientos.
Por mi hijos, por tus hijos. Por nuestros hijos. Por los hijos de todos…