Tag Archives: amor

La lactancia es cosa de tres…

14 Abr

Había comenzado este post con un título, La lactancia es cosa de tres, y al final me he ido por las ramas, como siempre…
Y sí, mis lactancias han sido y son cosa de tres, nuestras.
Así que pese a lo que leeréis mas abajo, dejo el título. Aunque hable de muchas mas cosas.
Permitidme el capricho…

Desde que soy madre he defendido la lactancia materna como algo exclusivo de madre e hijo, exclusivamente nosotros podemos tomar decisiones al respecto, mi bebé y yo. 
Y sin embargo después de cinco años de lactancia interrumpida sólo 5 meses, puedo decir que la lactancia es cosa de tres.

De tres, porque papá desde el primer día acompañó, no hablo de apoyar o no, porque yo nunca he necesitado apoyo para las decisiones que he tomado con nuestras lactancias.
Nunca he necesitado apoyo pero sí un hombro y una mano a la que agarrarme.
Necesitaba que me acompañara sin juzgar, ni para bien ni para mal.
Alguien que no se inmiscuyera.
Y ahí estaba el, sigue estando. Ese que se conformaba con apenas unos ratos durante la ducha de Mamá para disfrutar del bebé.
Necesitaba que supiese que sería un mero espectador durante los primeros días, apenas un ayudante durante las primeras semanas, el responsable de hacer las comidas y limpiar mientras nos eternizábamos con nuestra teta. Y allí estuvo.
El que esperó pacientemente meses para darles de comer, el que cedió su espacio en la cama y cinco años después se conforma con una esquina.
El que regaló sus abrazos y sus besos y se resigna muchas veces con ser “el otro”.
El que se olvida de esas conversaciones importantes que dejamos a medias cuando nos interrumpen contándonos transcendentales historias, o se ponen a cantar y desconectan el mundo y nos hacen sentirnos únicos.

Ese que fue capaz de hacer dos horas de coche para buscar una pieza del sacaleches, el que se despertaba con el ruido del extractor cuando me sacaba de noche (El primero que tuvimos que sonaba como una carraca) y ponía un vaso de agua a mi lado, o se sentaba en otra silla de madrugada para que no estuviera sola.

El que aguantaba las horas de monotemática charla sobre los beneficios de la lactancia, y pacientemente aguantó que le leyera en voz alta todo lo que pasaba por mis manos.

Y no es uno de esos tipos que se hace fotos sonriente cambiando pañales, porque nuestros pañales huelen muy mal, la verdad, y no apetece hacer de modelo, pero ha cambiado muchos, tantos o mas que yo.
Y los que nos quedan!!

Y no presume de lo buen padre que es y de las excursiones que hace con sus hijos, pero los lleva al parque, aunque se aburra soberanamente. Y se conoce todos los de nuestra ciudad.
Y los lleva a hacer la compra y termina pareciendo un conductor de autobús con el carro del súper.
Ese que les da patatillas o galletas de chocolate antes de comer porque se vuelve niño junto a ellos, y se sienta en el sofá a comer pipas y pela para todos.
Ese que lee cuentos y se duerme con ellos en la cama. El que ha visto por enésima vez Jacobo Lobo o Matilda.
El que se sabe todas las canciones de las series de dibujos, y se emociona escuchándoles cantarlas en el coche…

No es uno de esos padres que se llenan la boca contando como ayudan en casa, porque el no ayuda.
Nunca lo ha hecho, porque nunca ha sentido que fuese un mero ayudante y considera la casa también suya.
Aunque sea un desastre con las lavadoras, y deje las toallas blancas de colores.
El dueño de la cocina, y de la escoba, aunque reniegue muchas veces.
Es ese que tras mi último parto y haber salido de casa dejándola como recién salida de una explosión nuclear, se quitó horas de sueño para que a la vuelta con el bebé estuviese perfecta.
Ese.

Y no sabe vestir a sus niños combinando colores, y a estas alturas sigue preguntando donde guardamos los pijamas, pero todos los días salen vestidos, y peinados, y con esas manos de gigante ningún minúsculo botón se resiste.
Ese que pone las camisetas y los vestidos del revés porque se lía y no mira las etiquetas.
Pero es el único que acompaña a su hija a elegir la ropa del armario y la hace feliz.

Y no es un padre de esos que van al cole y cuenta lo bien que juega su nene al fútbol, y que conoce a todos los niños de su clase…
Pero lleva a su princeso todos los días a la escuela, aunque muchas veces llegue tarde, y siempre con la merienda hecha y el baby puesto y un beso en la puerta.
Ese del que su hijo dice que le hace mejor la merienda para el cole que yo.
Ese que se emociona cuando su princeso dice que de mayor quiere ser como el…

Y es ese que los mete en la bañera e inunda el baño y deja todas las toallas tiradas, porque les hace cosquillas cuando los seca y les pone el pijama.
Y es ese que deja toda la cama llena de polvos de talco porque les deja jugar con el bote a ponerse perdidos.
Y es ese que aguanta estoico que salten sobre su espalda, y se deja peinar valientemente por su hija.
Y es ese que siempre lleva la camisa manchada de babas de bebe, y de papilla, y de chocolate…

Y es ese que ha renunciado a su proyección profesional para perseguir el sueño de conciliar, ese que lo abandonó todo durante meses para cambiar pañales y estar en casa.
Ese que me soporta, y me abraza y me acompaña, y me quiere.
Y ese al que miro y sabe lo que estoy pensando.
Ese que no recuerda se olvida conmigo de nuestro 16 aniversario…
Y me acompaña en mis locuras y las hace posibles desde hace 20 años.

Ese, el trinomio de nuestra lactancia, y el pilar de nuestra familia y de nuestra vida.
Ese.
Simplemente un padre maravilloso.

IMG_20150413_235415

El hijo predilecto

17 Ene

Cuando tienes a tu primer hijo, tu amor es único e increíble.
Te llena, te trastoca el mundo…
Con el segundo hijo temes, pero tu amor no se divide, se multiplica.

Esta frase, tan tajante y contundente es la bandera de la mayoría de las madres múltiples.
Aunque no la digan, es su realidad

Y no, no es mía. Es de V, y hace tiempo me la dijo, en uno de esos momentos en los que temes no estar a la altura con tu segundo, o tercer, o… hijo.
Y es que esa sensación tenemos, sobretodo del primero al segundo, seré capaz de quererle igual?
Pero cómo?
Si le quiero más que a nada en el mundo?
Le restará amor?
Y por qué os cuento esto? Por un comentario (También de V) en referencia al post “Somos familia numerosa” en el que rememoraba como alguien le había preguntado a que hijo quería mas.
Y esta entrada me venia rondando la cabeza hace un tiempo, el hijo predilecto, el preferido de mamá…
Y no, no me cabe en la cabeza, que alguien en su sano juicio, mucho menos si es madre o padre pregunte eso.

A qué hijo quieres más?
Cuál es tu preferido?
Por quién darías la vida?
Y esa pregunta me he hecho, a quién de mis tres hijos quiero más?
Y he estado dándole vueltas, me ha quitado el sueño.
Y tras mucho pensar he encontrado la respuesta.
Tengo un preferido…

A Princesito sin duda!
Mi niño, mi estrella, mi sol.
Recién llegado, tan frágil y necesitado de amor y cuidados, poseedor de ese amor visceral y animal. El tercero
Alimentado por mi pecho, reclamante de contacto, en esa exogestación necesaria para su supervivencia.
Para mi además motor, y despedida maternal.
El último, el pequeño. Con el que practicar lo aprendido con los otros, con el que disfrutar de 24 sobre 24 horas de brazos y besos, aun parte íntima y necesaria de mi misma, aún sin separarnos, sin distancia. Necesidad primaria…

Pero me quedan dudas…
Y vuelvo a preguntarme, a quien quiero más de los tres?

A Princesa irremediablemente!
Mi niña, mi estrella, mi sol. Mi segundo regalo
Todo carácter y dulzura, vivaz y de corazón hermoso.
Guerrera. Fuerza e inteligencia.
Generosa en besos y caricias, la que siempre me sonríe, la que necesita mis brazos cuando cae, para levantarse y volver a intentar el salto.
Mi bella flor.
Vislumbrando la mujer que será un día, grande, grande, grande.
La que cual camaleón se amolda y aclimata a cualquier cambio. La que reclama su espacio reinventándose cada día.
La que llena de bailes y risas nuestro hogar.

Y me sigue rondando la duda.
Me sofoca el elegir…
A quién quiero mas?

A Princeso sin dudarlo!
Mi niño, mi estrella, mi sol.
El primero, el que nos cambió la vida. Mi chico inocente, honesto y noble.
El que nos sorprende con sus porqués, y nos enseña el mundo, el que abre camino a sus hermanos.
El que me emociona y me roba sonrisas, el que me mira a los ojos y me dice te quiero. El que siente y dibuja en rostro transparente alegrías y temores. El que grita su necesidad sin dudarlo, el que llena de alegría nuestra casa.
El resultado de nuestros experimentos y aprendizajes

A quién quieres mas? A los tres…
Elige uno… Cómo elegir?
Y es que en el corazón de una madre hay sitio para todos, calor para todos.

Si tuvieses que elegir solo a uno…
Moriría, de esa muerte horrible y lenta, de soledad, de desesperación.
Pero seguro que hay uno predilecto…
Si, todos, cada uno por una bondad distinta, cada uno por ser como es, cada uno especial, único, maravilloso…
A cada uno por convertirme en la persona que soy, por crecerme, por quererme.
Porque cada uno es preferido por una grandeza distinta.
Porque cada uno es el elegido.
Porque cada uno, es simplemente, un trozo de mi.

 

 

Yo no enseño las tetas…

20 Nov

No.
Yo no enseño las tetas.
Y es una afirmación cierta.
Yo no saco mi pecho desnudo al amamantar a mi hijo para exponerlo y que alguien lo vea.
Y es que yo no enseño las tetas, YO AMAMANTO.
Y si cuando amamanto crees que si enseño las tetas eres simplemente imbécil.
El resto del post sobra realmente, creo que acabo de dejar clara mi prioridad y mi punto de vista, mi hijo, su alimentación, y si a ti te molesta que le amamante en público, en un bar, en una tienda, en la calle… Si te avergüenza o molesta…

Tápate la cara.

 

Y deja de leerme, porque te vas a sentir ofendido con mis afirmaciones.

Si simplemente te parece que un pecho desnudo amamantando a un niño es una inmoralidad no eres honrado ni decente, puedo entender que te de pudor y apartes la vista, de hecho te lo agradezco, pero de ahí a que lo hagas por considerarlo pornografía tiene una clara lectura, eres inculto y absurdo por no entender y respetar un acto tan natural y mamífero o simplemente tienes miedo de aprender de la vida.

Porque si, existen prendas que ayudan a disimular el acto, pero no tenemos porque emplearlas si no queremos.
No tenemos porque disimular y esconder algo tan natural y sencillo.
Yo soy pudorosa, no suelo sacar el pecho sin mas, intento pasar desapercibida, pero lo hago por mi, no por ti, y desde luego si mi ropa o la situación no lo permiten, antes que escuchar a mi bebe el mas mínimo llanto pierdo el pudor y saco mi pecho por el mundo.

Daniela y su teta

Si eres de esos enfermos que se masturban con imágenes de mujeres amamantando, simplemente me das igual, no voy a dejar de disfrutar del regalo que me ha hecho la naturaleza por ti, soy consciente de que eres simplemente eso, un enfermo, y si no te obsesionaras con pechos alimentando niños lo harías con boñigas o peces muertos, esta en tu naturaleza, como en la mía ignorarte y despreciarte por ello, y no vas a coartar que yo ponga mis fotos amamantando, no permitiré que robes mi libertad y mi alegría por tus sucios comportamientos

 

Si en cambio eres de las enfermas que pese a tener tetas y llevar en tu naturaleza comprender que es simplemente parte de ella la alimentación de tu hijo y aun así te escandalizas por imágenes de pechos amantando simplemente no tengo denominativo para ti, no hablo de que decidas dar o no el pecho, elección privada y mas que respetable, solo tuya, sino que critiques, denuncies , enjuicies y censures el acto.
No , no tengo adjetivos lo suficientemente sucios, hirientes y horribles para ti.
Tal vez no existen, y tu amargura, tristeza y soledad es suficiente acompañamiento en tu vida. Me entristeces, porque además tus actos has de esconderlos, a sabiendas de que obras mal.

África y su teta

No, yo no enseño las tetas, y podría, porque en pleno postparto el tamaño y turgencia dan para la portada de playboy, que es donde debiera ir aquel que quiere ver pechos desnudos con fines sexuales, no a paginas de lactancia.

No, yo no enseño las tetas, alimento, amo, cobijo, doy calor…
Amamanto.

Porque esta imagen es cool…
                         Pero esta otra es pornografía…
20141110_093627

Porque esto es moda…

En cambio esto es sucio…

 

 

 

 

Porque esto es indecente…

                  Pero esto es evolución…

 

Sólo la naturalidad de la educación, el respeto y la empatía harán de algo tan normal como alimentar a un niño, pase absolutamente desapercibido, sin fiestas, ni declaraciones, sin días conmemorativos …
Simplemente naturaleza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gracias a Alma, Lluc, Daniela, Pau, Africa, Beatriz y Magda…

IMG-20141118-WA0015

IMG-20141118-WA0014

África y su teta

pau

fotos juan 052

Una teta con final feliz.

24 Oct

Destetar. Que palabra tan fea!
Mejor una teta con final.
Con final feliz.

Y tu naciste, y mi vida desde entonces pendía de ti, y en mi dolor encontré una guarida, la de amamantarte y ser parte tuya, imprescindible, porque cada gramo de tu ser soy yo, porque cada paso tuyo es mi recta final, nada me preparó a la vida que me has regalado.

Nuestro lactario ha sido el mundo, nuestro te quiero silencioso.

Mamar, Amar, Mamá. Tres palabras que se han llenado de significado gracias a ti.

Esta es la historia de un princeso y su mamá.
Quedará en los anales familiares nuestros 41 meses de teta, 41 meses de experiencia maravillosa donde los haya.
Sé que cuando se habla de lactancia se termina entrando en pros y contras, teta vs biberón, hoy no, no voy a convencer a nadie, ni voy a vender nada, ni quiero que nadie se sienta discriminado, que no sirva como arma arrojadiza porque esta es simplemente nuestra historia.
La historia de una teta con final feliz, con un destete natural, sin lágrimas, sin traumas, sin tristeza… Porque también el final de una etapa forma parte de la maternidad, y si dar de mamar es una forma de amor dejar de hacerlo, no implica dejar de dar todo ese cariño y ese calor, simplemente es cambiarle la forma, pero sin dolor, sin tristezas, porque ha de ser sólo camino.

Nuestra lactancia comenzó con muy mal pie, con un bebe enfermo y unos médicos que decidieron con tres días negarnos nuestro derecho a estar juntos. Con una madre asustada y triste, que pese a todo o tal vez por ello, decidió sacarse leche a mansalva por si mi pequeñín escondido entre cristales decidía aprovecharla.
A fuerza de sacaleches, cabezonería, y muchos días pegados a los cristales de una incubadora, donde tocarte era una dicha, conseguimos una producción decente.
Salimos del hospital, con biberones, malas posturas, mal agarre, frenillo, dolor, pezoneras…
No.
No soy una madre mártir, pero si soy una mujer decidida, y había decidido intentarlo, pese a todo.
Yo, que unos meses antes no quería dar el pecho, que me podía la vergüenza, el pudor, el desasosiego…
Hay estudios que hablan de que los niños con LM son mas sanos, nosotros fuimos la excepción que confirma esa regla, tal vez por eso nuestra teta significaba tanto.

 

Es simplemente la forma en que la naturaleza me regalo la posibilidad de decirte te quiero cuando aun no me entendías, cuando aun no hablábamos el mismo idioma.
Cuando temía perderte.
Ese es nuestro resumen, 41 meses de TE QUIEROS.

Juntos hemos superado muchas cosas, pegados, abrazados, conectados por nuestro hilo invisible lácteo.

Hemos tenido malos ratos también, agitación.
Pero los momentos buenos, superan con creces a los malos.
La has compartido con tu hermana, en tándem, con generosidad, me habéis regalado momentos mágicos.
Todo tiene un comienzo y un fin, si nuestro inicio fue arduo, nuestro final ha sido dulce y nos deja buen sabor de boca.
Crecemos acompasados, mi princeso ha crecido, ya no es mi pequeño bebe, es un niño que me sorprende y deleita día a día.
El camino ha sido largo, pero lo hemos llevado con comprensión, paciencia y tiempo, sin prisas.
Comenzamos hace meses, despacito, con las tomas nocturnas, haciéndome la dormida para alargar unos minutos, o diciéndole que esperase cinco minutos, no negando, pero tampoco ofreciendo.
Cambiando tetadas por abrazos, besos, mimos, charlas…
Han sido meses, de contar… mamá una tetita de diez, de cinco, de dos…
Si iniciáis el proceso os puedo decir desde mi experiencia, no cambiéis la tetada por otra cosa que no sean cariños, mimos, abrazos, besos, no convirtáis ese momento en una oportunidad para adquirir nuevos hábitos que tarde o temprano haya que abandonar, dejar el pecho no significa sustituirlo, es simplemente crecimiento, amable, natural, sin forzar, madurez…

Respetando sus tiempos y los tuyos…
Empatizando mutuamente con vuestras sensaciones y sentimientos.

No hemos derramado ni una lágrima, ni el ni yo, aunque tengo sentimientos encontrados, de alegría porque mi niño crece a pasos de gigante, y de tristeza, porque esos pasos son muy largos y casi no alcanzo a seguirle por el mundo.
Este ha sido un fin y un adiós, a mi bebé, aunque siempre te sentiré así, a mi niño frágil y diminuto, a mi primer milagro en el mundo.
Nunca nada ni nadie me ha hecho sentir tan importante, amada y necesitada, como tú, como nuestra teta.

Nos ha sobrado el mundo, tú y yo juntos, sin necesitar mas que aire…
Esto no es un adiós.Este es un comienzo y un hola, a mi niño grande.
A mi compañero de risas y charlas, una bienvenida a nuevas formas de decir te quiero, a tus abrazos y besos y arrullos…

Se nos ha acabado la teta, continuamos descubriendo el mundo.

Te amo.

pau

Para mi amor….

19 Sep

Para mi amor….
Porque hoy es tu cumpleaños, pero no quiero celebrar que cumples años, ni el número, hoy quiero celebrar los cumpleaños que hemos celebrado juntos, tuyos y míos, que para eso cumplimos casi el mismo día.
Porque miro hacia atrás… y van dieciocho….
Nosotros que no tenemos aniversario mas que de bodas, porque ninguno sabe cuando comenzamos en este barco… Y no iba a durar…
Nosotros que tras 14 años casados se nos olvida que es nuestro día, nosotros que nos conocemos tanto que no nos hace falta celebrar nada.
Dieciocho años celebrando cumpleaños juntos, siempre juntos, en los últimos tres además de juntos revueltos con nuestros soles…
Aunque a veces olvido que además de los soles estamos tu y yo. Tu y yo, aunque cuatro, pero tu y yo.
Este es mi regalo… No te va a sorprender, porque no puedo escribir nada sobre lo que no sepas.
Tenemos la buena costumbre de decirnos todos los días te quiero, pero hoy quiero decirte mas.

Yo no te quiero: es mas que querer, formas parte de mi, 18 años dan para mucho, cuántas historias, cuántos momentos, cuántos recuerdos.
Siempre juntos, en lo bueno y en lo malo.
Yo no te quiero, porque esto es más, eres mi conciencia, mis zapatos de caminar. Eres mi muro protector y mi debilidad.

Yo no te amo, porque esto es más que amor, eres un todo, lo eres todo. Eres mi primavera, mi día soleado, la primera gota de lluvia de una tarde de agosto, el olor a ropa limpia de la infancia.

Yo no te necesito, nunca te he necesitado, pero estar a tu lado me hace sentir que todo es posible, amplias mi valor, me das alas, fuerza, gracias a ti me acrecento y dilato, y me creo grande.

Como expresar en cuatro palabras lo que personificas? Eres ayer, eres momento, eres mañana.
Mi pasado, presente y futuro.
Siempre he creído que el amor es efímero, que tiene un comienzo y un final, sigo creyéndolo, por eso aprecio lo nuestro, porque pienso que de pronto podría terminarse, que nuestro futuro, un día podría ser simplemente efeméride, eso me hace valorar más lo afortunada que soy.
Eres mi opulencia y mi fortuna. Se que debería cuidarte mas, pero esa empresa que hemos iniciado juntos, nuestra familia, me hace olvidar a veces que siempre estas ahí.

Sin ti el mundo se convierte en ordinario, mediocre y gris.
Sin ti simplemente no hay un yo.
Porque mi yo hace mucho que es un nosotros.
No existen palabras.
Si mi tiempo expiara mañana, no habría lágrimas, prefiero el fin a tu lado, antes que una eternidad sin ti.
Feliz cumpleaños amor mío. 40 ya. 18 a mi lado, sólo el comienzo, sólo un preámbulo…

Ya no quiero ser pequeñito…..

11 Abr

Siempre pensé que conforme fueses creciendo seria mas fácil… Mas fácil separarnos un rato cada día, para cumplir con nuestros horarios, rutinas y obligaciones, que pasado el año, los dos… seria mas fácil. Pensaba que como ya hablas te puedo explicar y tu comprender, no es así. Es peor, porque entiendes y te haces entender, y preguntas, y sientes.
Qué te pasa? Nada…. pero lloras, y reclamas, y muerdes, y vives enfadado con un mundo que no te comprende, y una angustia te corroe y no alcanzo a sofocártela. Te enciendes y buceas en mi paciencia, para dejarme noqueada como al mas inútil de los púgiles.

Que te pasa? por qué colérico e insaciable, reclamas más amor, más juego, más teta, más mimo, para acto seguido volverte inasequible y lejano, y en la distancia mirarme mientras me deshago en dudas
Que te pasa? Un cambio en nuestras rutinas desde hace meses… Mamá no está. Mamá se marcha a trabajar y vuelve cansada y con poco mas de media cabeza, vuelve y juega pero no con el ímpetu de hace unas semanas. Vuelve y mima, pero con la mirada perdida en otros mundos….pero vuelve…..Te prometo que volveré siempre.

Mama, ya no quiero ser tu niño pequeñito quiero ser grande para irme a trabajar contigo, cuánta fuerza en tus palabras, cuánto dolor…. nuestro dolor, incomprensible e irrisorio para muchos, pero nuestro. Nuestra distancia diaria, mi pequeño adiós. Porque me marcho cada día, y cada día dejo un trozo de mí a tu lado, el que te acompañará siempre, y a fragmentos marcho, y voy dejando una senda de pedacitos de mí cual Pulgarcito, para volver a tu lado nuevamente. Y aún sin senda marcada volvería a tí, porque algo superior e invisible nos une, y perdida en el universo y con los ojos cerrados sería capaz de encontrarte. Porque eres mi faro en la distancia, y sin ti ni todo un mar me aplacaría la sed de amor, porque sois vosotros el motor de mi existencia, vosotros por los que me levanto cada mañana para alejarme, y vosotros los que con la soga de la vida me mantenéis atada y tiráis de ella para reubicarme a vuestro lado.

No quieras crecer, no crezcas! No tan rápido! Que no te alcanzo y el correr me ahoga.

amor

10 Feb

Se acerca el día de los enamorados…..que día mas tonto, verdad? el día en el que hemos de recordarnos a nosotros mismos a quien queremos…..a mi no me hace falta, no lo olvido nunca.
Pero para que no se pierdan las tradiciones, aunque sea para demostrar que no necesariamente han de ser consumistas, que simplemente puede ser el día en que alguien a quien quieres se lleve la sorpresa de un regalo especial….

amor_corazones

Para ti: este es mi regalo…
Que decirte que no sepas? Nosotros nunca lo hemos celebramos, pero tenemos la buena costumbre de decirnos todos los días te quiero, pero hoy quiero decirte mas.

Yo no te quiero: es mas que querer, formas parte de mi, 17 años dan para mucho,cuántas historias, cuántos momentos, cuántos recuerdos. Siempre juntos, en lo bueno y en lo malo. Yo no te quiero, porque esto es más, eres mi conciencia, mis zapatos de caminar.Eres mi muro protector y mi debilidad.

Yo no te amo, porque esto es más que amor, eres un todo, lo eres todo. Eres mi primavera, mi día soleado, la primera gota de lluvia de una tarde de agosto, el olor a ropa limpia de la infancia.

Yo no te necesito, nunca te he necesitado, pero estar a tu lado me hace sentir que todo es posible, amplias mi valor, me das alas, fuerza, gracias a ti me acrecento y dilato, y me creo grande.

Como expresar en cuatro palabras lo que personificas? Eres ayer, eres momento, eres mañana.
Mi pasado, presente y futuro.
Siempre he creído que el amor es efímero, que tiene un comienzo y un final, sigo creyéndolo, por eso aprecio lo nuestro, porque pienso que de pronto podría terminarse, que nuestro futuro, un día podría ser simplemente efeméride, eso me hace valorar mas lo afortunada que soy. Eres mi opulencia y mi fortuna. Se que debería cuidarte mas, pero esa empresa que hemos iniciado juntos, nuestra familia, me hace olvidar a veces que siempre estas ahí.

amor-por-los-libros3

 
Sin ti el mundo se convierte en ordinario, mediocre y gris.
Sin ti simplemente no hay un yo.
Porque mi yo hace mucho que es un nosotros.
No existen palabras.
Si mi tiempo expiara mañana, no habría lágrimas, prefiero el fin a tu lado, antes que una eternidad sin ti.